Seguidores

30 ene. 2010

Línea del tiempo en la moda

Parece mentira que cuando ves en los álbumes las fotos de 10 años atrás… te ríes de cómo ibas vestida, del pelo, de los zapatos… pero ese estilo era el que se llevaba.

Pero si hacemos un recorrido sobre la historia fijándonos en la moda, vemos aún más esas diferencias.


En los primeros años del siglo XX desapareció el corsé y volvió la silueta natural de la mujer pudiendo mostrar sus piernas.


En los años 30 la modista francesa Coco Chanel reinventó una prenda que hasta entonces había sido exclusiva de los caballeros, los pantalones.



Los años 1810 hasta 1910 fueron tiempos de ostentación, riqueza y extravagancia, a este periodo se le llamo “Belle Époque”. En la moda fue evidente este periodo, los vestidos almidonados y con enagua de crinolina eran los más comunes. Al ser muy pesado, los modistos inventaron algo más cómodo pero siempre dentro del canon de la mujer pomposa, como una muñeca de porcelana.



A principios de 1900 se formo el ideal de la “Chica Gibson”, que era un personaje de caricatura que representaba el ideal femenino para aquel entonces y que se convirtió en todo un modelo a seguir en la vida. Su creador era un hombre, y atribuía a esta belleza los valores y costumbres que los caballeros consideraban adecuadas para una dama. Éstas debían ser de pecho erguido, caderas anchas y nalgas sobresalientes, además de sumisas y obedientes.


Poco después nació la mujer con forma de “S”, las que ajustaron la falda para resaltar la figura, los peinados se subieron sobre la cabeza y los sombreros se adornaban con plumas. En este momento comienza a nacer un nuevo ideal de mujer, que fue creado por ellas mismas y no por los hombres.

La nueva imagen era la de una mujer trabajadora, que luchaba por obtener el derecho a voto y que se inmiscuía en los asuntos que hasta entonces eran privilegio de los hombres. Esta nueva tendencia era representada por vestidos mucho más simples de confeccionar. El traje de dos piezas, llamado traje sastre era lo más apropiado para los nuevos tiempos.

En 1910 hubo un cambio rotundo en la moda, influenciado por el Ballet Ruso que recorría los escenarios europeos. Los colores llamativos y la onda oriental, remplazó los tonos pastel y las faldas largas.

Bailarinas como la sensual Isadora Duncan y la enigmática Mata Hari, se transformaron en iconos de belleza. Gracias a esto las mujeres se atrevieron a desafiar los principios morales que las ataban y empezaron a mostrar su cuerpo.


Los cuellos antes hasta las orejas dieron paso al escote en V y las faldas se acortaron sutilmente, dejando al descubierto los tobillos, lo que causó un revuelo en la época ya que las piernas femeninas están consideras durante siglos como símbolo erótico que provocaba la lujuria en los hombres y por ello tenían que ser escondidas.


En 1914 comienza la Primera Guerra Mundial, terminó por completo con el mundo de la farándula y el lujo de la moda francesa e inglesa, donde se encontraban las grandes casas de alta costura.


Cuando se terminó la guerra en 1918, la falda campana dio paso a los cortes rectos, tipo tubo. El corsé cambió su función utilizándolo ahora para disminuir el busto y no para levantarlo.


El corsé alisador y los vestidos acinturados en la cadera, eran el nuevo tipo de belleza y de mujer, y buscaban más parecerse a los muchachos que las antiguas bellezas femeninas.


Así surgió el estilo Garzonne, donde las mujeres estaban interesadas en lograr un parecido con los hombres, se cortaron el pelo y perfilaron las cejas, empezaron a salir a bailar y trataban de eliminar los patrones que diferenciaban las clases sociales.


En la época de la posguerra apareció Coco Chanel, su estilo representaba la revolución femenina. Introdujo materiales más simples y menos costosos que el chiffon, el tul o la seda.


Creó los trajes de punto, tejidos fijos que daban más y mejor flexibilidad para la nueva mujer, que comenzaba a practicar deportes y a ocupar su tiempo en algo útil.


Tras la crisis de 1929, la industria textil introdujo el lino en la moda ya que era muy barato y los materiales artificiales como las medias de seda sintética.


En 1930 el modelo a seguir fueron las actrices Greta Garbo y Marlene Dietrich, mujeres de hombros anchos y caderas delicadas, altas y delgadas.


En este periodo la mujer estaba rodeada de encanto, sensualidad y misterio. Los hombres se morían frente a esta belleza madura de movimientos felinos y mirada dormida y la mujer sacaba provecho de su cuerpo y no lo ocultaba.


Europa entró en guerra otra vez en 1939 con la Segunda Guerra Mundial. La moda de los años 40 fue oscura y se basó en un estilo militar, y empezó otra vez el traje de dos piezas y la sencillez de los materiales que trataban de ocultar la escasez con recursos que desataron toda la creatividad en peinados, maquillaje y atuendos como guantes, pañuelos, bolsillos falsos en las chaquetas… París y Londres estaban oprimidos por los nazis, y la industria textil y de la moda dejó de ser importante. Por ello, Estados Unidos tuvo la necesidad de crear su propia moda.


En 1945 se acababa la guerra y se busca la luminosidad y el glamour de tiempos pasados. Los años 50 estuvieron marcados por la elegancia y la sofisticación. Marilyn Monroe, reemplazó los moños y sombreros de los 40 por pieles finas, cachemiras y joyas se repartieron por toda Europa. Por otro lado, estaba la moda estudiantil que era más desordenada y cómoda, fue utilizada por la nueva generación oponiéndose a la elegancia.


A mitad de los años 50 apareció el estilo Beatnik, que estaba ligado a la música rock en América, y a iconos como Elvis Presley. El grupo inglés Los Beatles creó una moda de melenas largas y botas puntiagudas y elevadas, lo que causó una gran revolución social que retó los rígidos cánones a los que los jóvenes estaban sometidos.



En los años 60 los jóvenes reclamaron su intervención y se posicionaron donde antes les estaba prohibido. La música abrió la mentalidad de los jóvenes que estuvieron reprimidos durante tanto tiempo. A mediados de los 60, la diseñadora Mary Quant, innovó la moda con la minifalda, que causó un gran escándalo de los padres y los sectores tradicionales. Esta época era consecuencia de la liberación juvenil. Esto también se reflejó en las artes, con el Pop Art.


La moda little girl, se inspiró por la guerra fría entre EE.UU y Rusia. Era un atuendo de inocencia y sensualidad, esto dio paso al plástico, usándolo tanto en la ropa como en accesorios como zarcillos, collares y carteras. Esta guerra distanció mucho la relación entre los adultos y los jóvenes, ya que estos luchaban por un movimiento social y político fundado en la paz y el amor. Esta libertad abrió un nuevo mundo y comenzó el consumo de drogas alucinógenas y se creó un estilo fantasioso de formas y colores en las telas por las mentes distorsionadas.



Artistas como Los Beatles y Jane Fonda, ejercieron el culto hindú y lo expandieron por occidente, y de aquí sale una moda, que más que una manera de vestir fue todo un movimiento social, el Power Flower Hippie.



Los jóvenes vivían en comunas y fumaban sin control marihuana. Nacieron los clásicos patas de elefante, las camisas hindú, el pelo largo y un pacifismo que tenía como centro de ataque la Guerra de Vietnam y el gobierno norte americano.



Artistas como Janis Joplin, Jimmy Hendrix y Jim Morrison, hacían enloquecer a las drogadas masas y se transformaron en mitos vivientes de toda esta generación.



Las flores eran el símbolo de la época y se usaban en la ropa, en el pelo y representaban su ideología.



Empezó a ser popular el feminismo que implicó en una marcada masculinización de la vestimenta. Las mujeres buscaban la comodidad más que la belleza y la ropa no tenía sexo, eran prendas unisex. El pelo ya no era un signo de distinción, de espaldas no se distinguían ambos sexos.


En la década de los 70, la parte del cuerpo que más resaltaba eran las nalgas y las lucían con ajustados pantalones. La modelo inglesa Twiggy fue el principal exponente al culto a la belleza anoréxica, ya que ella era extremadamente delgada, sin pechos ni caderas prominentes.



A finales de la década, llegan los brillos y bailes de Fiebre de Sábado Noche, que transportó la vida hacía la noche. La diversión, la música con ciertos toques electrónicos, las discotecas y las luces de ambiente hicieron de la moda una fiesta.


Se dio paso a la lycra, las botas y los zuecos de altura exagerada. El pelo encrespado y voluminoso tipo Donna Summer y Farrah Facewtt moldeado con rulos y laca, guiaban la estética mientras en la música triunfaban entre la juventud grupos como ABBA, K.C and The Sunshine Band y Gloria Gaynor.


En los 80 nace el punk en Gran Bretaña representado por el anarquismo con peinados violentos y anti-monárquico.

En esta década todo era grande, los peinados voluminosos, joyas grandes, grandes hombreras…



Michael Jackson causo furor con las chaquetas de cuero rojo y los pantalones de paracaídas.

Madonna creó devoción por los crucifijos, las cenas de strass y pulseras de caucho.

Lady Di, creo de nuevo interés en el estilo romántico con muchos vuelos, en la que fue la boda más grande de la década.


En el mundo de la moda dominaban las amplias hombreras, cinturas pequeñas, faldas rectas y altos tacones, mostrando una agresiva feminidad.

La primera dama Nancy Reagan, revivió el traje Chanel dando una imagen ideal, conservadora y chic de la mujer ejecutiva.

Los jeans empiezan a hacerse comunes, siendo fabricados por diseñadores que les dieron otro nivel y estatus en la moda, prelavados con ácidos para darles un ingenioso decolorado.

En New Wave, los brazaletes de cuero, pulseras de cristal, el estilo punk, el break dance, Duran Duran, los zapatos Vans de cuadros, las hombreas y el look a lo Miami Vice, forman parte esencial de los años 80 en los que se buscaba un estilo propio.


En la década de los 90, empezó a sonar en las emisoras de radio la banda Nirvana, influenciado enormemente a los jóvenes de esa época con su forma de vestir, alterando dramáticamente la moda juvenil con lo que se llamó el Grunge look, que estaba caracterizado por sweaters o franelas muy largas y pantalones rotos, descosidos y deshilachados. Los jóvenes empezaron a comprar ropa barata y de segunda manos incluso. Luego el Grunge fue desplazado por el Hip-Hop inspirado en los pantalones muy anchos. En el año 1995, tuvo un gran éxito la serie de televisión Friends y se puso muy de moda el corte de pelo a lo Rachel (Jennifer Aniston).


En 1998 y 1999 se utilizaron ganchos de mariposas para el cabello para todas las edades.

En esta época empezó el uso de piercings y tatuajes en el cuerpo por una música progresista a través del look underground. Los jeans Levi’s fueron la marca más usada.



La moda fue puliéndose poco a poco trayendo consigo tendencias de años atrás como tops y colores iridiscentes.

Ahora la moda es ligera e individual, y enormemente adaptable a todos los gustos mostrando un giro radical en la moda anteriormente usada.

Increíble pero cierto...

El día 7 empiezan las rebajas en la mayoría de las comunidades autónomas, la gente espera ansiosa a que llegue ese día para comprarse lo que llevan mirado hace tiempo ya que antes tenía un precio elevado o no estaban dispuestos a pagar o otras personas que van a hacer la compra del mes en un día ya que todo esta rebajado… o otras simplemente van a mirar.



A mí no me gusta ir el primer día de rebajas ya que hay unas grandes colas tanto en el probador como para pagar, la gente te quita la ropa de las manos, no puedes mirar nada ya que esta todo colapsado de gente…

Pero este año hice una excepción, me fui con mis amigas a Cáceres a pasar el día todas juntas. Las cámaras del Canal Extremadura estaban grabando por todos lados, los fotógrafos estaban en cualquier rincón, la gente caminaba rápidamente de tienda en tienda, las colas se salían más allá de la puerta…

Bershka estaba lleno y las dependientas indicaron a los que hacían cola para pagar sus prendas que ocuparan la escalera hacía el segundo piso, ya que la puerta no paraba de saltar la alarma. En la escalera había tres casos distintos, los que esperaban para realizar su compra, los que subían y los que bajaban… un caos.

Y justo en ese momento… ¡foto!

Al día siguiente salíamos en el periódico.


26 ene. 2010

No sólo es eso...


La anorexia es un trastorno alimentario que se caracteriza por la falta de apetito y que puede deberse a causas fisiológicas o psicológicas.

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por la pérdida de peso, provocada por la preocupación por la forma y el peso del propio cuerpo.

Algunas de las causas más comunes son los sentimientos de incompetencia, baja autoestima, ansiedad, estrés, rabia, soledad… las personas con desórdenes alimenticios podrían tener relaciones problemáticas o haber sufrido burlas respecto a su tamaño o peso. La presión de la sociedad que identifica la esbeltez y la apariencia física con la belleza también tiene un gran impacto en su desarrollo.

La obsesión de la sociedad moderna con el peso es ridícula ya que mientras en algunos países sufren problemas crónicos de desnutrición y hambrunas, otros están teniendo que enfrentarse a problemas con la obesidad relacionados con la mala alimentación.




Respecto a las pasarelas, hace unos cuantos años vimos el revuelo que se monto por las tallas de las modelos que habían desfilado en Cibeles, ya que estas usaban la talla 34 midiendo entre 1.75 y 1.80 de altura.
La talla permitida y recomendada por el Senado de 1999 es la 38, ya que da la imagen de una mujer saludable y no la típica Barbie que vemos en las revistas de moda.
Por ello, la industria de la moda decidió que en los desfiles más importantes sólo estuvieran aquellas chicas que tuvieran un índice de masa corporal normal. Todo esto empezó en Cibeles y luego siguió en pasarelas de Londres, Milán o París.

Todos estamos acostumbrados a escuchar el típico 90-60-90, pero la belleza es algo muy subjetivo y los cánones de belleza también. No todas las mujeres tienen que cumplir eso para ser bellas.



Por tanto, ¿la moda debe adaptarse a la sociedad o la sociedad a los dictados que impone la moda?
Parece ser que es la segunda opción la que gana, ya que a lo largo de la historia los gustos físicos han variado, desde momentos en los que una persona obesa era considerada sumamente atractiva hasta momentos en los que todos tienen miedo de ganar un poco de peso de más.
En los 90, las curvas eran el canon de belleza hasta la aparición de Kate Moss, y empezó a cambiar la tendencia de forma que en los parámetros de belleza reinaba la delgadez.

Siempre que hablamos de este tema, culpamos a las modelos, ¿pero realmente tienen ellas toda la culpa?

En realidad, es la industria de la moda la que exige esas medidas que son imposibles para la gran mayoría de la sociedad. Los diseñadores puede ser que tengan la gran parte de culpa, ya que exigen chicas ultra delgadas para caber en sus estrechas piezas o para lucir mejor en las campañas fotográficas…

La moda es un mundo donde se refleja que el glamour y el éxito tienen que ir unidos con la belleza exquisita de un cuerpo delgado.